Concurso Express

“El deudor deberá solicitar la declaración de concurso dentro de los dos meses siguientes a la fecha en que hubiera conocido o debido conocer su estado de insolvencia”.

Esta es, por excelencia, la expresión que más habrás escuchado de los profesionales de tu alrededor, bien si eres empresario/a, o administrador/a de una empresa y temes por la situación económica que se está produciendo en estos tiempos que vivimos. Pero ¿cuál es la mejor manera de dar solución a una situación de insolvencia?

COVID-19 y nueva regulación Concursal

El miércoles 29 de abril de 2020 se publicó en el BOE el Real Decreto-ley 16/2020, de 28 de abril, de medidas procesales y organizativas para hacer frente al COVID-19 en el ámbito de la Administración de Justicia con el objetivo de paliar la situación económica y empresarial que están sufriendo tanto empresas como empresarios individuales, así como particulares en sus vidas cotidianas.

En concreto, en lo que a la situación concursal se refiere, encontramos novedades en el capítulo segundo de este Real Decreto-ley incluyendo medidas en el ámbito concursal y societario para facilitar el procedimiento o bien intentar solventarlo sin la necesidad u obligatoriedad de llegar a la fase de liquidación, pudiendo cumplir con un convenio o preconcurso.

Medidas en caso de situaciones de insolvencia por el COVID-19

Medidas en caso de situaciones de insolvencia: la obligación de cumplir con los plazo establecidos en el artículo 5 de la Ley Concursal y el Estado de Alarma.

La Ley Concursal, en su artículo 5, obliga a todo deudor a solicitar la declaración de concurso dentro de los dos meses siguientes a la fecha en que hubiera conocido o debido conocer su estado de insolvencia.

Con nosotros eliminarás tus deudas "Ley de la Segunda Oportunidad"

Las exigencias de este decenio hacen que estemos todo el día sin poder descansar ni por segundo: tengo que ir a trabajar, después ir al banco, al mediodía sesión rápida en el gimnasio y seguir trabajando por la tarde; una vez he terminado tengo que llevar a mi hija al entrenamiento y a mi hijo a clase de guitarra, preparar la cena y comida para el día siguiente, recogerlos a ambos, cenar y, por fin, me puedo acostar. Peor una vez te acuestas, te vienen a la cabeza todo lo que tendrás que hacer para mañana para poder pagar todas las facturas y deudas que tienes pendientes: la hipoteca, las letras del coche, los préstamos personales, sin contar la tensión de contar como avalista del piso de tu hermano. 
 

¿Se incluyen en el Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho los créditos contra la Administración Pública y la Tesorería General de la Seguridad Social?

¿Se incluyen en el Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho los créditos contra la Administración Pública y la Tesorería General de la Seguridad Social?
 
La respuesta es con un pero.
 
Queda claro que los créditos contraídos con entidades de crédito o con proveedores tienen la condición de créditos ordinarios o bien subordinados los que, una vez finalizado el procedimiento del concurso consecutivo y pedido y aceptado el Beneficio de la Exoneración del Pasivo Insatisfecho a favor del deudor , quedarán exonerados, siempre y cuando se hayan cumplido los requisitos que establece la Ley Concursal.
 

¿Cómo comprobar si puedes acogerte a la Ley de la Segunda Oportunidad?

La mayoría de personas endeudadas desconocen que hay vigente la llamada LEY DE SEGUNDA OPORTUNIDAD, que establece que las personas físicas, sean particulares o empresarias, puedan solicitar un acuerdo de pagos.

Te proponemos la realización de un cuestionario muy sencillo, el cual te dará una aproximación de las posibilidades de éxito al acogerte a este mecanismo.
 

Mecanismo de la Segunda Oportunidad: La Exoneración definitiva de los créditos de Derecho Público

La Sentencia de la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca de fecha 21 de septiembre de 2016, extiende el beneficio de la exoneración a los créditos de derecho público. Dicha resolución señala que a que a pesar de que en la fase extrajudicial las deudas de carácter público no podrán verse afectadas por el acuerdo de pagos con los acreedores, lo cierto es que en posteridad, una vez declarado el concurso consecutivo los créditos públicos podrán quedar exonerados.